“Siempre quisimos crear un tornado “real” en el escenario y hacer que los actores lucharan en el vórtice. El reto consistía en encontrar una empresa con la sofisticación y la experiencia necesarias para hacer algo nunca antes hecho.  Encontramos un socio perfecto en Aerodium. Millones de personas se han quedado (y se quedan) “asombradas” por lo que han creado!”